Como cuidar un gato pequeno

COMO CUIDAR de um GATO FILHOTE

Nunca has tenido un gato o el que tienes en casa ya sabía comer solito y utilizar su arenero. Te contamos los siete pasos que debes seguir para cuidar a un gato bebé. El gatito ha estado en la calle y no sabes si es portador de alguna enfermedad. Durante las primeras semanas y si tienes otros animales en casa procura que duerman separados y que no compartan la comida y la caja de arena.

Consejos para cuidar a un gatito pequeño

Puedes utilizar una almohada térmica o una bolsa de agua caliente pero nunca dejes solo al gato con la almohadilla. Para saber si tiene frío, revisa sus almohadillas y procura es que estén calentitas. Es probable que llore si tiene frío.


  • ¿Cómo elegir un gato?!
  • Consejos para cuidar a un gatito pequeño.
  • mujeres contactos badajoz;

Compra leche sustitutiva en polvo especial para gatos. Los gatitos bebés comen como los bebés. Es muy importante que la leche esté a una temperatura de unos 37 grados. Cuando le des el biberón no lo sujetes como si fuera un bebé, procura mantener la posición que adoptaría si estuviese con su madre.

7 pasos para Cuidar a un Gatito Bebé- La Guarida de mis Gatos

Los gatos tan pequeñitos no saben cómo hacerlo y es la madre la que se encarga de estimularlos. Los gatos no pueden resistirse a su textura arrugada y el residuo azucarado les invita a que se lo traguen. Las envolturas del papel que envuelve los caramelos puede deshacerse en el estómago de tu gato, cubrir la mucosa y bloquear la absorción de los nutrientes de los alimentos.

Puedes comprar juguetes especialmente preparados para tu gato en las tiendas de animales, pero si lo deseas, puedes convertir en juguete cualqueir cosa que:.


  • citas online peru ptp.
  • chico busca chica zaragoza?
  • Consejos para cuidar gatos pequeños.
  • Cómo cuidar a un gatito bebé.
  • CONTENIDOS SIMILARES!
  • Cómo cuidar un gato: 23 pasos (con fotos) - wikiHow.
  • putas en mollet del valles;

Tener un buen veterinario de confianza al que poder acudir regularmente para las visitas rutinarias y en caso de urgencia es muy importante. No debes tener miedo de llevar tu gato a un veterinario que no conoces, piensa que cualquier veterinario a estudiado especialmente para tratar animales y debe cumplir con unas estrictas normas para conseguir una licencia que le permita ejercer como veterinario.

Últimas Noticias

Sé exigente, pero no te desanimes si el veterinario o el personal de la clínica no pueden pasar mucho tiempo contigo para responder todas tus preguntas. El cuidado de un gato pasa por llevar al día el calendario de vacunación. La mayoría de las vacunas permiten al animal que desarrolle anticuerpos contra un virus al inocular una cepa debilitada del virus.

El cuerpo del animal ataca estos virus débiles y aprende a defenderse de ellos cuando el virus potente entra en el cuerpo. Esto funciona exactamente igual en las vacunas a los humanos. Las vacunas protegen a tu gato de enfermedades comunes generalmente causadas por virus. Cuando un virus invade el cuerpo de un animal, no existen medicinas que puedan matarlo. Las enfermedades virales tienen que seguir su curso y cuando se consiguen superara, la víctima se vuelven inmunes de por vida. Las vacunas proporcionan a tu gato los beneficios de volverse inmune a la enfermedad sin tener que sufrir sus síntomas.

Ninguna vacuna es por ciento eficaz, por lo que de vez en cuando un gato que tiene todas sus vacunas al día enferma con algo para lo que se supone que estaba protegido. Por otro lado, existen algunas enfermedades, desactivan el sistema inmunológico del animal, por tanto, aunque tu gato estuviese vacunado contra ellas, no serviría de nada ya que el sistema inmunológico no puede actuar. Los gatos deben estar vacunados contra la rabia y el moquillo. La vacuna combinada por lo general lleva la protección contra el moquillo felino panleucopenia y las enfermedades de las vías respiratorias superiores comunes como la rinotraqueitis viral felina, calicivirus y clamidia.

Las vacunas para otras enfermedades de gatos han existido desde mediados de la década de los 80, en particular, la vacuna para el virus de la leucemia felina FeLV. La FeLV o FeLeuk ataca a los glóbulos blancos de la sangre de un gato y pueden producir leucemia en el animal.

El virus de inmunodeficiencia felina FIV y la peritonitis infecciosa felina FIP también son enfermedades fatales para el gato causadas por virus. Hay pruebas de laboratorio para su detección, pero las pruebas utilizadas actualmente para la FIP pueden dar resultados no concluyentes.

Existen vacunas para la FIV y la FIP, pero los veterinarios todavía no se ponen de acuerdo en su eficacia en la prevención de la transmisión de enfermedades. View Sidebar Cómo cuidar Cómo cuidar Aviso Legal Política de privacidad Cookies. Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Lo sostenemos con una mano por la barriga y con la otra damos suaves golpecitos en su lomo después de cada toma de leche. A veces, a los gatitos pequeños les cuesta hacer sus necesidades, debemos facilitarles la tarea para que no se pongan malos. Para ello sólo debemos coger un paño mojado en agua tibia y frotarlo delicadamente por el ano y los genitales de los cachorros.

Nunca alimentes a un gatito que esté frío porque la comida podría sentarle muy mal. Cuando los gatitos se destetan empiezan a beber agua.

Estimular las funciones de excreción

Hay que pasar con el gato tanto tiempo como podamos. No es un juego, tu gatito necesita las vacunas para no caer enfermo. Los gatitos entonces buscan alternativas para comer y aquí es cuando descubren la comida sólida. Cuando empiecen a comer pequeños trozos es cuando empieza el destete.

roypuetechsoothe.gq

20 consejos básicos para cuidar gatos bebés

Si el gatito se asusta le dejaremos tranquilo. Tenemos que encontrar su juguete ideal. Ante todo, debemos dejar que pase el tiempo y tener paciencia para que el gato se sienta a gusto y tranquilo. Debes observar al animal, si le encontramos alguna anomalía en sus ojos, es posible que esté frente a una posible conjuntivitis.